Historia de la Cruz Roja Costarricense

Breve historia del Movimiento Internacional

El ejército del Imperio austro húngaro fue derrotado por la alianza franco sarda; comandada por Napoleón III, en la emblemática batalla de Solferino, ciudad italiana ubicada en la norteña provincia de Lombardía, el 24 de junio de 1859.  (CICR, 1998)

 

Bossoli, Carlo. Battle_of_Solferino
Bossoli, Carlo (1859). Battle_of_Solferino

Historia de la Cruz Roja

 

Después de la batalla, unos 40.000 hombres yacían muertos o agonizantes en el campo de batalla y los heridos no recibían atención médica alguna.  Henry Dunant, un joven hombre de negocios suizo, se encontró ante la escena sangrienta de la batalla y movido por la falta de atención de los heridos   organizó a la población para brindar primeros auxilios, alimento y consuelo a los heridos, convenciéndolos de  no tomar en cuenta a qué bando del conflicto pertenecían, usando el lema “Tutti fratelli” (Todos hermanos) acuñado por las mujeres de la cercana ciudad de Castiglione dello Stiviere.

 

A su regreso a Suiza,  escribió en 1862 el libro Un recuerdo de Solferino, un relato de la experiencia vivida con una propuesta de creación de sociedades nacionales de socorro que ayudaran a los heridos en combate, recomendación que señalara el camino hacia los futuros Convenios de Ginebra.  La Cruz Roja nació en el 29 de octubre de 1863, cuando cinco ciudadanos ginebrinos, incluido Dunant, fundaron el Comité Internacional para el Socorro de los Heridos, que se convertiría más tarde en el Comité Internacional de la Cruz Roja.  Su emblema era una cruz roja sobre fondo blanco: a la inversa de la bandera suiza (luego los países musulamanes adoptaron como equivalencia la media luna roja).  Al año siguiente , 12 gobiernos adoptaron el primer Convenio de Ginebra, un hito en la historia de la humanidad, que garantiza la ayuda a los heridos y define los servicios médicos como “neutrales” en el campo de batalla.

 

 

La Federación Internacional fue fundada en 1919 en París tras la 1ª Guerra Mundial.   Fue Henry Davison, presidente del Comité de Guerra de la Cruz Roja Americana, quien propuso formar una federación de Sociedades Nacionales. De una conferencia médica internacional convocada por Davison nació la Liga de Sociedades de la Cruz Roja, rebautizada en octubre de 1983 como Liga de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y convertida en noviembre de 1991 en la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El primer objetivo de la Federación fue mejorar el estado de salud de los ciudadanos de aquellos países que tanto habían sufrido durante los cuatro años de guerra. Sus objetivos eran fortalecer y unir a las Sociedades de la Cruz Roja ya existentes para llevar a cabo actividades sanitarias y promover la creación de nuevas Sociedades.  En un principio, fueron cinco las Sociedades fundadoras: Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón y los Estados Unidos, pero el número ha crecido con los años hasta alcanzar  190 Sociedades Nacionales reconocidas actualmente (prácticamente una en cada país del mundo).

Fuente: Federación Internacional de la Cruz Roja (2016). Historia. Disponible  en http://www.ifrc.org/es/nuestra-vision-nuestra-mision/historia/

Historia de la Benemérita Cruz Roja Costarricense 

El presidente y militar guatemalteco Justo Rufino Barrios en su intento por consolidar la República Federal de Centro América y  de constituirse en su presidente,  inició una campaña militar invasiva en 1885,  aliado con el entonces presidente de Honduras,  en contra de la alianza conformada entre El Salvador, Nicaragua y Costa Rica que aprobaban la idea de la federación.

 

El entonces presidente costarricense,  General Bernardo Soto Alfaro, como parte de sus preparativos para la guerra,  creo la Cruz Roja Costarricense por medio del decreto No. 35 del 4 de abril de 1885.   Sin embargo, el cuerpo de sanidad militar que amparaba dicho decreto nunca fue requerido porque el General Barrios fue abatido el 2 de abril en la ciudad salvadoreña de Chalchuapa, lo cual significó el fin de la guerra.   El objetivo principal de su creación; una organización nacida para la guerra, pierde vigencia  una vez desmovilizada la maquinaria bélica costarricense  y porque según Ledesma (2005) citando a Blanco (1990),  a ese momento  la cuestión del auxilio mutuo  y la atención de las víctimas  de catástrofes se realizaba a través de  Juntas de Socorro que se convocaban en particular por el Ejecutivo.  En 1898, menciona Blanco (1990), con los intentos del presidente y militar nicaragüense José Santos Zelaya  y sus aliados salvadoreños y hondureños por lograr la unión de los estados centroamericanos en la gran Patria Mayor,  Costa Rica vuelve a prepararse para la guerra, reactiva la idea de la Cruz Roja como cuerpo de sanidad militar  pero igual  se desiste al fracasar la nueva iniciativa integracionista.   A pesar de que ya se hablaba de la necesidad de poseer sistemas de respuesta permanentes para abordar estas cuestiones y no organismos ad-hoc, la idea de participación de la Cruz Roja como auxiliar de los poderes del estado en caso de catástrofes no fue posible sino hasta avanzado el siguiente siglo

 

Después de varios intentos, de diversificar y consolidar un mandato más permanente y civil de la Organización no fue sino hasta 1917 en que las circunstancias históricas abrieron una ventana de oportunidad.  El  23 de octubre de 1917 estalló la  Casa de la Pólvora, almacén del arsenal  del ejercito costarricense, ubicado  junto a la Penitenciaría General (actual Museo de los Niños), hecho considerado como ataque rebelde contra la dictadura de los hermanos TInoco.   A consecuencia de la gran explosión,  más de 75 víctimas, entre  reclusos del presidio  y militares en el cuartel resultaron heridos o muertos.  El profesor Macabeo Vargas Castro, el reconocido líder y reformador institucional, atestiguó desde su tienda comercial llamada “El Cometa” la explosión y sus efectos.  Movido al igual que Dunant por la necesidad de prestar auxilio a las víctimas se aprestó a organizarse con los vecinos y atender a las víctimas.   Pasada la emergencia, don Macabeo reunió a un selecto grupo de ciudadanos de la sociedad josefina del momento y  constituyó una sociedad  de beneficiencia denominada Cruz Roja Costarricense,  el 4 de noviembre de 1917, la cual fue reconocidas por el estado costarricense el 16 de febrero de 1918.   El primer presidente de esta emergente institución lo  fue el insigne galeno, investigador y educador universitario, el Dr. Roberto Fonseca Calvo.

 

La Guerra de Coto de febrero y marzo de 1921, consecuencia del diferendo limítrofe entre Costa Rica y Panamá, movilizó tropas en la que los destacamentos de sanidad militar,  nuevamente fueron activados, identificándose con el respectivo emblema.

Fuente: Pendiente de confirmación (Referencia es requerida) . Fotografía facilitado por Alberto Li Chan.

 

Nuevamente por iniciativa de Macabeo Vargas, se reorganiza la Cruz Roja Costarricense.  El 15 de abril de 1921 el presidente de la República, Julio Acosta, mediante el Decreto Ejecutivo N°114,  acoge la propuesta de reorganización, deroga la sociedad conformada en 1918  y autoriza el funcionamiento de la institución en tiempos de  paz y en tiempos de guerra, tal y como se estipula en el artículo 1 del mencionado documento (Gobierno de Costa Rica, 1921):

Se establece en Costa Rica la institución de la Cruz Roja con el nombre de «CRUZ ROJA COSTARRICENSE» y con el objeto de promover  y practicar la beneficencia pública en todas sus manifestaciones, prestando auxilio a los menesterosos, combatiendo las enfermedades y vicios sociales y estando preparada para hacer frente a cualquier epidemia o calamidad que ocurra tanto en tiempo de paz como de guerra.”

El 16 de marzo de 1922,  la Sociedad Nacional fue reconocida como Sociedad Nacional por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja. Paralelamente, la ciudad desde Alajuela, Puntarenas y Moravia solicitaron  autorización para conformar  comités auxiliares en sus comunidades.  De acuerdo con el Sistema Costarricense de Información Jurídica (SINALEVI), mediante el acuerdo 3 del 22 de enero de 1942, a solicitud de la Cartera de Salubridad Pública y Protección Social se aprobaron un nuevo set de estatutos.

.

El 16 de diciembre de 1951, mediante el decreto ejecutivo 16 firmado por el entonces Presidente de la República, Otilio Ulate Blanco,  se autoriza legalizar el Comité Nacional de la Cruz Roja Costarricense para que inicie el proceso de inscripción de la institución como una Asociación al amparo de los alcances de la Ley de Asociaciones de 1939, adquiera su personería jurídica y atienda a las regulaciones del emergente sistema nacional de salud pública de 1950,  hasta que  redacte los nuevos estatutos y se adapte al nuevo marco legal.  Esta condición fue regulada con el decreto ejecutivo 018 del 06 de diciembre de 1952, dejando sin efecto el decreto de 1942 e iniciando un nuevo capítulo en su historia  organizacional.

 

El 03 de noviembre de 1989,  por medio de la Ley 7136, la Asamblea Legislativa de Costa Rica,  concedió el título de  Institución Benemérita de la Patria a la Cruz Roja Costarricense.  La Constitución Política de la República le asigna a la Asamblea Legislativa la facultad y obligación de rendir homenaje a aquellos ciudadanos que, por sus méritos o sus obras, se hubieren hecho acreedores al reconocimiento de la Patria.  El texto de la ley justifica este reconocimiento por  su meritoria labor desarrollada por más de 100 años en beneficio del país.

 

En el año 2000, la Asamblea Legislativa de la República aprobó la  Ley 8031 para el Uso y Protección de los Emblemas de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja,  así dispuesto y comunicado en el alcance 75 del diario oficial La Gaceta 210 del 19/12/2000.

 

Nuestros mártires de 1948 y de 1955

Según narra don Carlos Revilla en un artículo publicado en la página web Cambio Político (Revilla, 2016);  el 11 de diciembre de 1948,  fuerzas armadas lideradas por el expresidente Rafael Angel Calderón Guardia procedentes de Nicaragua,  ocuparon la guarnición del Resguardo Fiscal en La Cruz, Guanacaste, en  un intento contra revolucionario por dar atrás con la conocida Guerra de Liberación Nacional o Revolución del 48, liderada por don José Figueres, quien a ese momento ostentaba el puesto de Presidente de la Junta Fundadora de la Segunda República.   Continuando con  el relato de Revilla (2016) , con Paez (2016) y Saenz (2013), los invasores fueron derrotados y en su  escape hacia el mar a través de la Hacienda Murciélago, el 20 de diciembre tropiezan y matan a los miembros de una  brigada de la Cruz Roja Costarricense,  quienes se dirigían a montar un puesto de asistencia en la casa del Ing. Jaime Gutiérrez Braun.

 

Los mártires cruzrojistas eran el  Presbítero Jorge Quesada; el Dr. Antonio Facio Castro, el Ing. Jaime Gutiérrez Braun, su guía; el Lic. Óscar Mainieri Ybarra; Jorge Manuel Delgado Flores y Edgar Ardón Brenes. Estos últimos, voluntarios de primeros auxilios.  Los asesinatos y  sus funerales congregaron a una doliente ciudadanía en San José.  En honor a los caídos,  el Hospital de Limón fue bautizado con el nombre del Dr. Antonio (Tony) Facio, el Comité Auxiliar en Guadalupe con el del socorriste Edgar Ardón Brenes y la Escuela del distrito de Tierras Morenas del cantón de Tilarán, el nombre del Ing. Gutiérrez Braun.

 “Todos iban debidamente uniformados, con las insignias de la Cruz Roja a todas luces visibles, sin portar armas, sin escolta militar y acompañados de un Sacerdote. Todos fueron asesinados brutalmente dentro de la casa, donde les tendieron una emboscada en el momento en que se disponían a levantar su puesto de Cruz Roja.”  Fuente:  Castro, O. Génesis y Trayectoria de la Segunda República 1948-1949.

Placa conmemorativa en recuerdo de los caídos - Hacienda Murciélago 1948.
Placa conmemorativa en recuerdo de los caídos – Hacienda Murciélago 1948. Fuente: Revilla, Carlos.

 

La Cruz Roja Costarricense tuvo  un participación activa y relevante como unidad de Sanidad Militar en los conflictos armados que la nueva  invasión del 07 de enero de 1955 por parte del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, desde Nicaragua, nuevamente con el objetivo de derrocar a  don José Figueres Ferrer,  invasión que contaba con el apoyo de los presidentes Anastasio Somoza, Marco Pérez de Venezuela y Rafael Trujillo de República Dominicana.

 

Accionar de la Cruz Roja Costarricense en emergencias y desastres emblemáticos

La historia no documentada de la institución conocida a través de las anécdotas y remembranzas de muchos de insignes miembros como Manuel Salazar Álvarez, Alberto Li Chan, Guillermo Arroyo Chacón y Mario Meneses, entre otros,  dan cuenta de múltiples acciones heroicas  acontecidas  en auxilio de los más necesitados con motivo de desastres naturales y  guerras. Vienen rápidamente a la memoria las acciones de socorro y auxilio emprendidas con motivo de las erupciones del Volcán Irazú en marzo de 1963 y las del Volcán Arenal el 29 de julio de 1968 que destruyo los pueblos de Tabacón y Pueblo Nuevo, mató a 87 personas, y creo 3 crateres,  así como de las avalanchas que produjeron en diciembre de 1963 la tragedia de Taras en el cauce del Río Reventado, el terremoto de Buena Vista en Pérez Zeledón de 1983, el Huracán Juana en 1988 que en su caótica ruta se esperaba azotara con violencia la provincia de Limón,  terminó afectando toda la zona sur, el terremoto de Limón de 199, el terremoto de Cinchona (2009), entre muchos otros.

 

En 1951,  según la Ley  1370, el Congreso de la República da autorización al Poder Ejecutivo para destinar de la partida remanente de bonos de la Serie A, la suma de cuarenta mil colones, para auxiliar por medio de la Cruz Roja Costarricense, a los damnificados de las últimas inundaciones en Cartago. Así también,  por medio de la Ley 3755 del 24-09-66, se autoriza a las municipalidades, instituciones autónomas y semiautónomas del Estado para que puedan hacer donaciones, o prestar servicios gratuitos a la Municipalidad, la Cruz Roja de Cartago y a la Dirección de Defensa Civil, para ayudar a la defensa de esa ciudad y poblaciones circunvecinas, con motivo de los riesgos de inundación con las avalanchas del río Reventado que las amenazan. (Asamblea Legislativa, 2013)

 

 

La Cruz Roja de hoy,  tiene un lugar destacado en la atención de emergencias y desastres, en el sistema de salud pública, la prevención de los desastres y es líder en la atencion prehospitalaria y el servicio de ambulancia. Además, se considera que su labor influye significativamente en la calidad de vida de los costarricenses.

 

Referencias:

Asamblea Legislativa Costa Rica (2013). Listado de leyes actualizadas. Disponible en http://www.asamblea.go.cr/sd/Lists/Consultas%20Biblioteca/Attachments/1192/Listado%20leyes%20Actuales.pdf.

Blanco, B. (1990) Manual de doctrina y derecho de la Cruz Roja Costarricense.  San José:  Arte Impresos S.A.

Castro, O. (s.f.)  La contra-revolución en Génesis y Trayectoria de la Segunda República 1948-1949. Citado en El Espíritu del 48 [Sitio web].  Disponible en http://elespiritudel48.org/la-contrarrevolucion/

CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja). (1998).  La batalla de Solferino (24 de junio de 1859). [Sitio Web].  Disponible en https://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/57jnvr.htm.

Gobierno de Costa Rica. (1921)  Decreto 14: Estatutos Cruz Roja Costarricense. Disponible en  http://www.pgrweb.go.cr/scij/Busqueda/Normativa/Normas/nrm_texto_completo.aspx?param1=NRTC&nValor1=1&nValor2=18708&nValor3=101424&param2=4&strTipM=TC&lResultado=36&strSim=simp

Ledezma, R. (2005) Reseña Histórica de la medicina pre hospitalaria en Costa Rica. http://repositorio.sibdi.ucr.ac.cr:8080/jspui/bitstream/123456789/1124/1/25320.pdf

Páez, G. (5 mayo 2016) Las dos invasiones 1948 y 1955 en Diario La Prensa Libre.cr, disponible en http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/67655/las-dos-invasiones:-1948-y-1955-

Revilla, C. (20 diciembre 2016).  Los asesinatos de El Murciélago, en Cambio Político. [Sitio Web] Disponible en http://cambiopolitico.com/los-asesinatos-de-el-murcielago/80694/.

Saenz, R. (2013) Historia Diplomática de Costa Rica (1948-1970). 1era Edición.  Heredia: Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional.

.

 

10516total visits,4visits today